fb instagram fb

fotografo de bodas

Por favor leed todo lo que voy a compartiros a continuación antes de conocer las tarifas y escribirme. Esto es de suma importancia tanto para mí, como para vosotros y yo sabré agradeceros que pongáis la música que os ofrezco arriba, que os relajéis y me dediquéis unos minutos de vuestro tiempo y de vuestra atención.

Mi intención no es vender nada: lo único que deseo es mostrarme tal como soy y enseñaros lo que puedo y me gustaría hacer en vuestra boda. Pienso que sólo así podré conocer parejas mágicas que me permitan hacer fotos de novios originales y tan mágicas como ellas mismas.

fotografo de bodas

Al final de este texto podréis encontrar las tarifas, pero no me gustaría hablar de eso ahora. Primero os pido que leáis hasta el final todo lo que tengo que deciros, porque sólo así podré contaros mi manera de trabajar como fotógrafo de bodas y daros una idea exacta de lo que hago. Mi intención es transmitirles todos los detalles acerca de mi trabajo, como si estuviéramos en mi oficina: conmigo no existe la “letra pequeña” ni ninguna otra sorpresa.

Mi trabajo como fotógrafo de bodas

La vida sólo me permite aceptar unas 15 bodas al año, y como recibo un gran número de solicitudes, la temporada suele cubrirse con rapidez. Si deseáis hacerlo, por favor poneos en contacto conmigo cuanto antes: quizás vuestra fecha todavía esté disponible y podamos conocernos.

El trabajo de un fotógrafo de bodas va mucho más allá del acto mecánico de pulsar un botón. Un fotógrafo de bodas no sólo pulsa un botón, un fotógrafo graba el alma y la historia de las personas en una imagen, guarda para siempre esa esencia con tanto amor y tanta fidelidad que, cuando las personas miran su fotografía, pueden ver el reflejo de lo que hay dentro de su corazón.

fotografo de bodas

Fotos de novios originales

Cada profesional tiene su estilo pero, sea cual sea ese estilo, lo más importante es que sus fotografías hablen por sí solas. Por eso es que, si decido mostraros tantas imágenes en este blog y compartiros tanto acerca de mí mismo es sólo porque creo que todo ello me refleja tal como soy. No quiero que nadie albergue falsas expectativas: éste es mi trabajo y éste soy yo.

He llegado a un punto de mi carrera en el que sé que no todas las bodas son iguales. Hay enlaces especiales, hay parejas que irradian una magia única y que buscan ir siempre un paso más allá. Yo deseo estar en esas bodas: quiero dejarme la piel y el alma en ellas.

fotografo de bodas

Me hace inmensamente feliz recibir largos emails en los que las parejas me cuentan su historia y me comparten muchas fotos porque desean que yo también los conozca mejor. Éste es uno de los mayores alicientes que puedo encontrar como fotógrafo de bodas porque no deseo ser solamente alguien que presta por obligación un servicio en un evento más. Quiero asistir a la boda de personas maravillosas, quiero sentir con ellos y contagiarme de su emoción, quiero fotografiar su boda como si se tratase de la de unos amigos a los que estimo, porque sólo así puedo hacer fotos que reflejen la vida y la emoción del momento.

¡Un pequeño secreto!: más adelante se os pedirá una contraseña para poder pasar a la siguiente página. Esta contraseña es “amor”. De esta forma, si os habéis saltado estos párrafos, no conoceréis esta palabra mágica que es también la llave de todo en la vida.

Hay muchas bodas “normales”, pero hay otras que son únicas y especiales, eso es muy fácil de notar en los detalles: una boda especial se ve en las miradas, en las caricias, en cómo os colocáis durante la ceremonia, en el sitio donde os ponéis los anillos, en la elección de la hora para disfrutar de la luz más bella del día, etc. Nada de eso debe dejarse al azar porque hay muchas bodas que salen bien pero que no son perfectas porque les falta ese brillo especial que sólo se encuentra en los detalles.

Por eso no dejéis nada al azar. Yo puedo ayudaros porque he visto muchas bodas y yo estoy aquí para vosotros: preguntadme y pedidme lo que sea puesto que soy el primer interesado en que no cometáis los errores típicos y todo en vuestra boda salga maravilloso y yo pueda realizar esas fotos de novios originales que tanto me gusta.

fotografo de bodas

Mi trabajo será capturar la magia de vuestro día, desgraciadamente no soy un mago: el secreto detrás de unas fotografías mágicas es que suceden en bodas que también son mágicas. Si mis fotos son especiales es porque mis parejas también son especiales. La magia la lleváis y la ponéis vosotros con vuestra alegría, con vuestros sentimientos, con vuestra espontaneidad…

Vosotros, mis parejas, sois gente divertida, diferente, sin miedos y, si acaso tenéis algún miedo, mi trabajo será quitaros la vergüenza de estar delante de la cámara durante la preboda. Yo me encargaré de eso, vosotros “preocuparos” de poner todo vuestro amor y toda la ilusión que lleváis dentro.

fotografo de bodas

Como fotógrafo de boda, trato siempre de fotografiar a la pareja con sinceridad; procuro hacer tomas divertidas, artísticas y bellas, pero sólo soy capaz de lograrlo si la pareja pone de su parte, si ellos me comparten su pasión y me deslumbran con su magia y su sinceridad. Sólo así puedo fotografiar el alma de la gente y conseguir estas fotos en las que se muestra a la pareja real: tal y como son.

fotografo de bodas

Mi método de trabajo comienza durante la/s preboda (que siempre está incluida en el precio final, ¡todas!). Ahí mi labor es conoceros y relajaros hasta que todos los miedos que traéis dentro se evaporen y desaparezcan. Durante la preboda busco sacaros fotos que os den la confianza de saber que todo ha salido bien y así las fotos de la boda puedan ser una experiencia más sencilla y relajada.

Mis tarifas como fotógrafo de bodas

Tarifas (para poder verla debéis haber leído este texto, por favor, ¡es importante!)